MARIHUANA Y SALUD

MARIHUANA Y SALUD

Recomendaciones de la @DoctoraDescanso

La marihuana es una planta por lo general verde, marrón o gris. La marihuana y el humano se han acompañado a lo largo de su evolución. La mezcla de flores y hojas secas y trituradas de la planta de marihuana contiene sustancias químicas que actúan en el cerebro y pueden cambiar su estado de ánimo o conciencia. Entre sus nombres más comunes en español se encuentran “mota”, “mafu”, “juana”, “juanita” y “hierba”. Los cigarrillos de marihuana se conocen como “cartuchos”, “churros” o “yoints”.

¿Cómo se usa la marihuana? Hay muchas maneras diferentes en que las personas usan marihuana, incluyendo:

  • Enrollar y fumarla como un cigarrillo o un cigarro
  • Fumarla en una pipa
  • Mezclarla en la comida y comerla
  • Preparándola como un té
  • Inhalar aceites humeantes de la planta (conocido como “dabbing” en inglés)
  • Vaporizadores electrónicos (vapear)

Ahora bien, mientras que el uso recreativo de la marihuana es polémico, la ciencia está convencida de que la planta debe ser legal para usos médicos… Varios países alrededor del mundo han legalizado la marihuana medicinal (en teoría el uso medicinal es legal en México desde 2017) durante este proceso muchos expertos han cambiado de opinión asegurando que esta planta en realidad si tiene «poderes» curativos. Lo que es cierto es que las posibles propiedades medicinales de la marihuana y sus componentes han sido tema de investigación y polémica durante décadas.

Pero… ¿Qué es la marihuana medicinal? La marihuana contiene dos sustancias químicas activas que los investigadores afirman que tienen aplicaciones medicinales. Estos son el cannabidiol (CBD) que mejora situaciones del cerebro y el tetrahidrocannabinol (THC)  que elimina el dolor. No obstante, no hay suficiente investigación para demostrar que la planta entera trabaja para tratar o curar estos males.

Al respecto, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) no ha aprobado la planta de marihuana como medicamento, pero si ha aprobado dos medicamentos que contienen THC, que tratan las náuseas causadas por la quimioterapia y aumentan el apetito en pacientes con pérdida severa de peso por sida. También hay un medicamento líquido que contiene CBD, que trata dos formas de epilepsia infantil severa.

También se han aprobado o se están estudiando otros medicamentos elaborados a base de marihuana. El nabiximol (Sativex®), un atomizador bucal disponible actualmente en el Reino Unido, Canadá y varios países europeos para el tratamiento de la espasticidad y el dolor neuropático que pueden acompañar la esclerosis múltiple, combina el THC con otra sustancia química de la marihuana denominada cannabidiol (CBD).

CBD no tiene las propiedades gratificantes del THC, e informes anecdóticos indican que puede ser prometedor para el tratamiento de trastornos convulsivos, entre otros. En Estados Unidos se está probando un medicamento líquido a base de CBD llamado Epidiolex para el tratamiento de dos formas graves de epilepsia infantil: el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox-Gastaut.

Pero ¿qué resalta de lo anteriormente mencionado? Que en general, los investigadores consideran que los medicamentos como estos, que usan sustancias químicas purificadas derivadas de la planta de marihuana o basadas en ella, son más prometedores desde el punto de vista terapéutico que el uso de la planta de marihuana entera o sus extractos crudos. Es decir, la elaboración de fármacos con sustancias derivadas de plantas como la marihuana ofrece numerosos retos. Estos derivados pueden contener cientos de sustancias químicas activas y desconocidas y puede resultar difícil elaborar un producto con dosis correctas y uniformes de esas sustancias. El uso de la marihuana como medicamento también representa otros problemas, como por ejemplo los efectos perjudiciales de fumar y el deterioro cognitivo que induce el THC. No obstante, cada vez son más los estados que han legalizado la dispensación de marihuana o sus extractos a personas que padecen de diversos trastornos de salud.

*Otra inquietud relacionada con la “marihuana medicinal” es que se sabe poco del efecto a largo plazo que su consumo puede tener en las personas que son más vulnerables a causa de su salud o su edad, como los adultos mayores o los pacientes de cáncer, sida, enfermedades cardiovasculares, esclerosis múltiple u otros trastornos neurodegenerativos. Por lo mismo, es necesario continuar investigando para determinar si las personas cuya salud se ve afectada por una enfermedad o su tratamiento (como la quimioterapia) corren un mayor riesgo de sufrir efectos adversos por el consumo de marihuana.

Entonces, la ciencia está convencida de que la planta debería de ser legal para usos médicos, mientras que el uso recreativo de la marihuana es polémico.  En México, su uso lúdico por el Senado de México el19 de noviembre de 2020, y aprobó en lo general y en lo específico la despenalización y regulación del consumo personal de esta sustancia.

*En México las autoridades esperan que la legalización para uso recreativo aumente la competencia, baje los precios y reduzca el mercado negro de las bandas de narcotraficantes. Unos 200 grupos del crimen organizado operan en México, donde alrededor de 270.000 personas han sido asesinadas desde 2006, principalmente en actos de violencia relacionada con cárteles, según estimaciones del gobierno. No obstante, por el contrario varios analistas advierten que la legalización de la sustancia solo tendrá un impacto marginal en las bandas de narcotraficantes, debido a que actualmente el cannabis representa un pequeño porcentaje de las ganancias de los grupos criminales, cuyas principales fuentes de ingresos son la cocaína, las drogas sintéticas como el fentanilo y el robo de gasolina. O incluso les deja más el cobro de piso, actividad en la que los criminales extorsionan de manera generalizada a pequeñas empresas en todo el país.

Pero ¿qué es o qué significa lúdico? El significado del término uso lúdico de la marihuana se refiere a que esta se consume simplemente con fines de ocio o recreación.

¨La nueva ley federal se refiere al uso lúdico¨:

  • Como uso adulto, esto porque solamente aplicará para las personas mayores de edad.
  • No deberá llevarse a cabo frente a niños y adolescentes, además de personas que no lo autoricen.
  • Cada persona podrá llevar consigo hasta 28 gramos de marihuana para consumo personal sin ser multado o encarcelado.
  • Las personas que superen los 200 gramos se harán acreedoras a una multa de hasta 11 mil pesos.
  • Una persona que consuma marihuana podrá cultivar hasta seis plantas en casa y si vive con otro consumidor podrán tener hasta ocho.

Ahora bien, entendemos entonces que el consumo de marihuana puede tener una amplia gama de efectos en la salud del cerebro y el resto del cuerpo, pudiendo causar efectos a corto y largo plazo:

  1. A corto plazo, bajo los efectos de la droga, se puede experimentar:
  2. Sentidos alterados, como ver colores más brillantes.
  3. Sentido del tiempo alterado, como minutos que parecen horas.
  4. Cambios en el estado de ánimo y sus relaciones.
  5. Problemas con el movimiento del cuerpo.
  6. Problemas con el pensamiento, en la resolución de problemas y la memoria.
  7. Mayor apetito.
  1. A largo plazo, la marihuana puede causar problemas de salud como:
  2. Problemas con el desarrollo del cerebro: Las personas que comenzaron a consumir marihuana en la adolescencia pueden tener problemas para pensar, recordar y aprender.
  3. Tos y problemas respiratorios si fuma marihuana frecuentemente.
  4. Problemas del desarrollo infantil durante y después del embarazo si una mujer fuma marihuana durante el embarazo. Los estudios muestran que el consumo de marihuana por parte de madres durante el embarazo puede estar vinculado a dificultades con la atención, la memoria, aptitudes para la resolución de problemas, y problemas del comportamiento en sus niños.

El consumo de marihuana afecta al cerebro directamente, específicamente a las partes responsables de la memoria, el aprendizaje, la atención, la toma de decisiones, la coordinación, las emociones y el tiempo de reacción. Los efectos de la marihuana en estas aptitudes pueden durar mucho tiempo o incluso ser permanentes. Esto significa que a alguien que consume marihuana tal vez no le vaya tan bien en sus estudios y puede tener problemas para recordar cosas.

Pero, ¿de qué depende el efecto de la marihuana en una persona? El efecto depende de muchos factores y es diferente para cada persona. También depende de la cantidad de tetrahidrocanabinol (THC) en la marihuana (es decir, la potencia de la marihuana), la frecuencia del consumo, la edad a la que se consume por primera vez, y si otras sustancias (por ejemplo, tabaco y alcohol) son consumidas al mismo tiempo.

Ahora bien, ¿qué sucede con quien no fuma o consume marihuana pero está cerca de quienes sí la consumen? El humo de marihuana de segunda mano contiene tetrahidrocanabinol (THC) —la sustancia química responsable de la mayor parte de los efectos psicológicos de la marihuana— y muchos de los mismos compuestos tóxicos del tabaco que se fuma. Por lo tanto, inhalarlo puede afectar la salud y el comportamiento de los no fumadores, incluidos los bebés y los niños que están expuestos.

Por otra parte, algunas personas piensan que la marihuana no es realmente “adictiva” o que no se puede quedar “enganchado” con la droga, pero las investigaciones muestran que cerca de 1 de cada 10 consumidores de marihuana se convertirá en adicto. Para las personas que empiezan a consumir antes de los 18 años de edad, esa cifra se eleva a 1 de cada 6.

Algunos de los signos de que una persona puede ser adicta incluyen:

  • No tener éxito para dejar de consumir marihuana.
  • Dejar de hacer actividades importantes con amigos y familiares para, en su lugar, consumir marihuana.
  • Consumir marihuana incluso cuando se sabe que causa problemas para realizar las tareas de la casa, el lugar de estudio o el trabajo.
  • Las personas que son adictas a la marihuana también pueden tener un riesgo mayor de otras consecuencias negativas de consumir la droga, como problemas de atención, memoria y aprendizaje.

Debo mencionar y resaltar, que la cantidad de tetrahidrocanabinol (THC) en la marihuana (es decir, la potencia de la marihuana) ha aumentado en las décadas más recientes. Cuanto más alto es el contenido de THC, más fuertes son los efectos en el cerebro. Además, nuevos métodos populares de consumir marihuana (por ejemplo, en concentrados —dabbing— o comestibles) pueden suministrar niveles muy altos de THC al consumidor.

***Los investigadores aún no conocen en su totalidad las consecuencias de la exposición del cuerpo y el cerebro (especialmente el cerebro en desarrollo) a altas concentraciones de THC o de cómo los recientes aumentos en la potencia afectan el riesgo de que alguien se haga adicto.

Es más probable que te vuelvas adicto si consumes marihuana todos los días o si comenzaste a usarla cuando eras adolescente. Si eres adicto, tendrás una fuerte necesidad de consumirla. También es posible que necesites consumir más y más para obtener el mismo efecto. Cuando intentes dejar de fumarla, puede tener síntomas leves de abstinencia, como:

  1. Irritabilidad
  • Problemas para dormir
  • Disminución del apetito
  1. Ansiedad
  1. Antojos

Una duda frecuente es si el consumo de marihuana puede causar cáncer, y al respecto debo comentar que hay evidencia contradictoria, en parte porque la mayoría de las personas que consumen marihuana también consumen tabaco, una sustancia que sí causa cáncer. Los investigadores han hallado una asociación entre los fumadores actuales, frecuentes o crónicos de marihuana y el cáncer testicular (de tipo no seminoma). Es necesario investigar más para comprender el impacto total del consumo de marihuana con respecto al cáncer.

En cuanto a la salud del corazón, se sabe que los compuestos de la marihuana pueden afectar el sistema circulatorio y aumentar el riesgo de tener ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares. Los estudios han mostrado que fumar marihuana puede resultar en:

  • Ritmo cardiaco y presión arterial altos.
  • Un aumento en los reportes de dolor de pecho al hacer ejercicio entre las personas que ya tienen dolor de pecho.
  1. Investigaciones previas han hallado un aumento significativo en el riesgo de tener un ataque al corazón en las horas posteriores al consumo de marihuana.

Y aunque es necesario investigar más para confirmar el riesgo total, fumar marihuana puede dañar los tejidos pulmonares y causar cicatrices y daño en los vasos sanguíneos pequeños. También podría llevar a un aumento en el riesgo de tener accidentes cerebrovasculares, miniderrames y enfermedades cardiacas.

Por otra parte, en cuanto a la salud pulmonar, es evidente que el humo es dañino. Cuando se quema marihuana, se liberan toxinas y carcinógenos. Cuando estas toxinas y carcinógenos se fuman, entran en los pulmones (se inhalan), lo que aumenta los riesgos para la salud. El humo de la marihuana contiene muchos de los mismos irritantes, toxinas y carcinógenos del humo del tabaco. Fumar marihuana puede llevar a un mayor riesgo de bronquitis, tos y producción de flema, síntomas que generalmente mejoran cuando se deja de fumar marihuana.

Referente a la salud mental, todavía hay mucho que aprender sobre si el consumo de marihuana puede llevar a problemas de salud mental o si tener una enfermedad mental hace más probable que las personas consuman marihuana. Y al igual que con otras drogas, los factores como la edad de los consumidores, qué tan temprano comienzan, la cantidad de drogas que consumieron, y sus genes, podrían influir en si se presentan o no problemas a largo plazo. No obstante, las investigaciones actuales muestran:

  • Es significativamente más probable que los consumidores de marihuana —comparado con los no consumidores— presenten trastornos mentales crónicos, incluida la esquizofrenia. La esquizofrenia es un tipo de enfermedad mental por la cual las personas pueden ver o escuchar cosas que realmente no están ocurriendo (alucinaciones).
  1. Algunos consumidores de marihuana tienen un riesgo mayor de psicosis (pérdida de contacto con la realidad), un trastorno mental grave en el cual las personas tienen creencias falsas (delirios).
  • El consumo de marihuana también ha sido vinculado a la depresión y a la ansiedad, así como a pensamientos suicidas, sobre todo entre los adolescentes. Sin embargo, se desconoce si se trata de una relación causal o simplemente una asociación.
  • El consumo de marihuana puede desencadenar psicosis en las personas con esquizofrenia.

Por otra parte, si tu duda es si se puede tener una sobredosis de marihuana…la respuesta es Si, si se consume una dosis muy alta. Los síntomas incluyen ansiedad, pánico y latidos cardíacos rápidos. En casos raros, una sobredosis puede causar paranoia y alucinaciones. No hay informes de personas que mueran solo por usar marihuana.

Ahora bien, ¿comer alimentos o tomar bebidas con marihuana tiene los mismos riesgos que fumarla? tienen algunos riesgos diferentes que fumar marihuana, incluido un mayor riesgo de intoxicación. Estos “comestibles” son productos como galletitas, gaseosas, bizcochos de chocolate (brownies) y caramelos que han sido hechos con THC, el ingrediente activo de la marihuana. Al contrario de la marihuana que se fuma, los comestibles pueden:

  • Tomar entre 30 minutos y 2 horas para hacer efecto.
  • Tener efectos que duran más de lo esperado, según la cantidad, lo último que se comió, y los medicamentos o el alcohol que se consumieron al mismo tiempo.
  • La cantidad de THC, el principal ingrediente psicoactivo en la marihuana, puede variar en los productos comestibles de marihuana. Esto hace más difícil controlar cuánto THC se consume. Por ejemplo, en los estados donde el consumo recreativo de la marihuana es legal, una galletita o brownie puede contener múltiples “raciones” en el producto o paquete. Eso significa que una sola galletita o brownie de marihuana, o cualquier otro comestible de marihuana, puede contener tanto como 100 mg de THC. Por eso, si alguien comiese una galletita o brownie entera, cada una considerada una “ración”, sería como darle muchas fumadas a un cigarrillo de marihuana al mismo tiempo. La cantidad de THC en los comestibles caseros de marihuana puede variar todavía más. Muchos consumidores pueden ser tomados de sorpresa por la potencia mayor y los efectos duraderos de los comestibles.

Por eso, cuando algunas personas comen demasiado, puede llevar a una intoxicación o lesión grave.

También es importante recordar que la marihuana afecta a los niños de manera diferente que a los adultos. Algunos niños han comido accidentalmente productos de marihuana que parecían caramelos y golosinas, lo que los enfermó tanto como para necesitar atención de emergencia.

¨¨Si consumes productos de marihuana, mantenlos siempre en recipientes a prueba de niños y en lugares donde no los puedan alcanzar. Si tienes otras preguntas, puede comunicarse con su proveedor de atención médica, o tu departamento de salud.

Por otra parte, algo que genera mucha polémica es el concepto de la marihuana como “droga de iniciación”, según el cual la marihuana lleva a una persona a consumir otras drogas, aunque los investigadores aún no han encontrado una respuesta definitiva, las personas de cualquier edad, sexo o condición económica pueden volverse adictas a la marihuana u otras drogas. Ahora bien, la probabilidad de consumir sustancias puede ser afectada por lo siguiente:

  1. Antecedentes familiares.
  • Tener otra enfermedad mental (como ansiedad o depresión).
  • Presión de los amigos.
  • Soledad o aislamiento social.
  • Falta de participación familiar.
  • Disponibilidad de drogas.
  • Condición socioeconómica

Finalmente, ¿cómo puedo saber si alguien consume marihuana? Quien consume marihuana puede:

  • Marearse
  • Reírse sin motivo
  • Tener los ojos enrojecidos y con derrames
  • Olvidar cosas que acaban de pasar
  • La marihuana hace que parezca que el tiempo pasa más lentamente. Los minutos pueden parecer horas. Al mismo tiempo, las imágenes, los sonidos y los sabores de todos los días pueden parecer interesantes o divertidos.
  • La marihuana puede hacer que la persona se sienta muy hambrienta y quiera comer mucha comida chatarra. Algunas personas llaman a esto “antojos”.
  • Las personas que fuman marihuana a menudo huelen a marihuana después de fumar. El olor de la marihuana es más dulce que el de los cigarrillos. Puede ser que para tratar de ocultarlo usen incienso, colonia o perfume.

Psic. Alicia D de P

Doctora Descanso ®

Que sueñes con los angelitos ®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *