EL AGUA, ELEMENTO ESENCIAL PARA LA VIDA…Y NUESTRO DESCANSO

RECOMENDACIONES DE LA DOCTORA DESCANSO

Estar cerca del agua calma nuestros sentidos, y los científicos dicen que esto tiene un efecto positivo en nuestros cerebros.

La mayoría de las personas pasamos gran parte del día sometidos a mucha presión y llenos de una gran cantidad  de preocupaciones tanto laborales como familiares, por lo que lograr obtener un buen descanso resulta muy reparador y ayuda a mejorar nuestra calidad de vida, consiguiendo bienestar tanto mental como emocional.

Por ello, en este artículo quiero profundizar en un elemento que es de suma importancia para la existencia de la vida, el cual además nos proporciona múltiples beneficios al descanso de nuestra mente, cuerpo y espíritu…el agua.

El agua es fundamental para la supervivencia y el bienestar de las personas, tanto desde un punto de vista individual como social.  Es, probablemente, el elemento más directamente relacionado con el desarrollo de distintas formas de vida. Como ocurre con el oxígeno, el agua es esencial para que tanto los vegetales como los animales, el ser humano y todas las formas de vida conocidas puedan existir.

Pero… ¿de qué forma el agua puede beneficiar nuestro descanso? De tres, principalmente:

  1. SI LA BEBES: está demostrado que, salvo casos muy excepcionales, ninguna persona puede sobrevivir más de 3 ó, a lo sumo, 5 días sin ingerir líquidos. Y es que es el principal e imprescindible componente del cuerpo humano, que tiene un 75 % de agua al nacer y cerca del 60 % en la edad adulta. El cerebro es 75% agua, la sangre es un 92% agua, los huesos un 22% agua y los músculos un 75% agua. Por lo mismo, es un elemento indispensable para mantenerlo sano porque, además de limpiar el organismo y eliminar las toxinas, es un eficaz vehículo para transportar las vitaminas y sales minerales que necesitan nuestras células.

Pero específicamente ¿por qué es tan importante beber agua?  Porque la hidratación diaria es fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Para un adulto sano una deshidratación del 2,8% del peso corporal por exposición al calor o tras un ejercicio fuerte, conlleva una disminución de la concentración, del rendimiento físico, de la memoria a corto plazo, un aumento del cansancio, cefaleas, así como reducción del tiempo de respuesta. Entonces, beber la cantidad adecuada de agua es vital para su salud, y tiene muchos beneficios:

1. Perder peso: El agua le ayuda a perder peso puesto que reduce el hambre; es un efectivo supresor del apetito y ayuda al cuerpo a metabolizar la grasa acumulada. Además, el agua tiene cero calorías.

2. Combate el dolor de cabeza: Ayuda a aliviar el dolor de cabeza y dolores de espalda causados por la deshidratación. Aunque hay muchas otras razones que contribuyen al dolor de cabeza, la deshidratación es muy común.

3. Mantiene la piel más saludable: Podrá tener un aspecto más joven si la piel está bien hidratada. El agua ayuda a reponer los tejidos de la piel, la hidrata y aumenta su elasticidad, retrasando el proceso de envejecimiento.

4. Mejora de la productividad en el trabajo: El cerebro está compuesto principalmente de agua, por lo tanto beber agua ayuda a pensar mejor, estar más atento y más concentrado.

5. Mejora el ejercicio: El agua regula la temperatura corporal, ayuda a sentirse con más energía al hacer ejercicio y sirve de combustible para el músculo.

6. Ayuda en la digestión y previene el estreñimiento, puesto que el agua incrementa la actividad metabólica.7. Menos calambres y esguinces: Una hidratación adecuada ayuda a mantener lubricados los músculos y las articulaciones y mejora la resistencia de los ligamentos, por lo que hay menos probabilidad de tener calambres y esguinces.

8. Reduce el riesgo de cáncer. Beber la cantidad recomendable de agua hace que el hígado, los riñones, el sistema digestivo e inmunológico cumplan muy bien con sus funciones. Un consumo equilibrado de este líquido puede reducir el riesgo de cáncer de vejiga y de colon.

9. Alivia la fatiga: El agua es utilizada por el cuerpo para ayudar a eliminar las toxinas y productos de desecho del cuerpo. Si el cuerpo carece de agua, el corazón, por ejemplo, tiene que trabajar más para bombear la sangre oxigenada a todas las células, lo mismo para el resto de los órganos vitales, se agotan y por tanto tú también.

10. Promueve un buen estado de ánimo: Gracias a que su cuerpo se siente bien, su mente se siente feliz.

11. Reduce la probabilidad de enfermar: Beber la cantidad de agua adecuada ayuda a luchar contra la gripe y otras dolencias como las piedras del riñón y ataques al corazón. En otras palabras; mejora nuestro sistema inmunológico.

Ahora bien, ¿Qué cantidad de agua deberías beber a diario? Es una pregunta simple, pero sin respuesta fácil. A lo largo de los años, los estudios han facilitado distintas recomendaciones; sin embargo, la necesidad personal de agua depende de varios factores, tales como tu salud, nivel de actividad y lugar de residencia. La mayoría de las personas sanas logra mantenerse hidratada si bebe agua u otros líquidos cada vez que tiene sed. Algunas personas necesitan menos de 8 vasos diarios y otras, en cambio, más de esa cantidad.

La cantidad total de líquidos que tomas, va depender de varios factores:

  • Ejercicio. Si realizas cualquier actividad que te hace transpirar, necesitas beber más agua para compensar los líquidos perdidos. Es importante beber agua antes, durante y después de hacer ejercicio. Si tu ejercicio es intenso y dura más de una hora, una bebida deportiva puede reponer a tu sangre los minerales (electrolitos) perdidos a través del sudor.
  • Ambiente. Un clima caluroso o húmedo puede hacerte sudar y eso significa que necesitas tomar más líquidos. Además, ten presente que la deshidratación también puede presentarse a gran altitud.
  • Salud general. El cuerpo pierde líquidos cuando hay fiebre, vómito o diarrea. Bebe más agua o sigue las recomendaciones del médico en cuanto a preparados para rehidratación oral. Otras afecciones que podrían hacer necesario beber más líquidos son las infecciones de la vejiga y los cálculos en las vías urinarias.
  • Embarazo y lactancia. Las mujeres embarazadas o en período de lactancia necesitan más líquidos para mantenerse hidratadas. La Oficina de Salud Femenina recomienda que las mujeres embarazadas beban 2,4 litros (10 vasos) de líquido al día y que las mujeres en período de lactancia consuman alrededor de 3,1 litros (13 vasos) de líquido al día.

La cantidad de líquido que ingieres posiblemente sea adecuada si:

  • Rara vez tienes sed
  • Tu orina es incolora o de color amarillo claro

Un médico o un especialista en dietética pueden ayudarte a determinar cuál es la cantidad diaria de agua correcta para ti. A fin de evitar deshidratarte y verificar que tu cuerpo cuenta con los líquidos que necesita, deja que el agua sea tu bebida preferida.

  1. SI LA MIRAS Y ESCUCHAS: mirar el agua y escuchar su sonido coloca a nuestras mentes sobrecargadas en un estado relajado e hipnótico. En esta situación, nuestro cerebro procesa de manera diferente los pensamientos, lo que lleva a estados más tranquilos y creativos y aumenta el bienestar.

Actualmente, los neurocientíficos y psicólogos se abocan mucho más a estudiar el impacto del mar, los ríos y los lagos en nuestra felicidad y bienestar, al estar rodeados de lo que se conoce como espacios azules. Wallace J. Nichols, un biólogo marino, ha escrito sobre las diferentes maneras en que los cuerpos de agua nos afectan positivamente:

  1. El agua induce estados meditativos: escuchar el ruido de una cascada, un arroyo…el ruido de las olas junto al océano, puede llevarnos a un estado meditativo consciente. Se ha encontrado que estos sonidos alteran los patrones de onda del cerebro y provoca un estado meditativo y relajado. Incluso, el simple hecho de observar el movimiento del agua hace que nuestras mentes se calmen. Esto tiene numerosos beneficios, pues contribuye a reducir la depresión y a disminuir los niveles de estrés y ansiedad, y promueve una mejor claridad mental y patrones de sueño.
  2. Invoca la inspiración y la creatividad: cuando estamos cerca del agua, nuestro cerebro pasa del modo ocupado al modo relajado. Esto, naturalmente, hace que el cerebro se “abra”, ya que no se centra en los millones de pensamientos que giran alrededor, que a menudo pueden provocar estrés o ansiedad. Cuando el cerebro está relajado, se abre más a pensamientos creativos.
  3. Da un sentido de asombro: para la psicología positiva, el asombro es un factor importante. La emoción del asombro contribuye en gran medida a nuestra felicidad, porque no sólo nos permite estar en el momento presente sino que nos hace pensar en nuestro lugar en el mundo e invoca un sentimiento de humildad, así como sentimientos de conexión con algo más allá de nosotros mismos, frente a la vastedad pura de la naturaleza.
  4. Potencia los beneficios del ejercicio: obviamente, hacer ejercicio es una buena manera de mejorar nuestro bienestar mental. Sin embargo, salir a correr o caminar por el océano hará que estos beneficios sean diez veces mayores. La idea es que estar rodeado de un espacio azul desencadena beneficios más positivos al hacer ejercicio, pues la ingesta de iones negativos en nuestros sistemas aumenta en esta situación.
  5. Es una gran fuente de iones negativos: Los iones positivos son emitidos por aparatos eléctricos como computadoras, microondas y secadoras de pelo que nos despojan de nuestra energía natural, mientras que los iones negativos son generados por cascadas, olas de océanos y tormentas eléctricas. Una gran cantidad de iones negativos en la atmósfera acelera nuestra capacidad de absorber oxígeno y de equilibrar los niveles de serotonina (el químico relacionado con el estado de ánimo y el estrés), y contribuye a rejuvenecer la mente y mejorar el estado de alerta y la concentración.
  •      SI TE SUMERGES EN ELLA: Sumergirse en una fuente natural de agua, como el mar, río o un lago, vigoriza enormemente tu cuerpo. Las diferentes temperaturas tienen beneficios por ambos lados: el frío puede proporcionar un tratamiento calmante para los nervios y refrescar el cuerpo, mientras que las aguas más cálidas durante el verano pueden ayudar a relajar los músculos y las tensiones corporales.

Pero como para la mayoría de las personas obtener los beneficios de una fuente natural de agua no está muy a la mano, sugiero otras alternativas más accesibles las cuales también son muy beneficiosas para nuestra salud: 

  1. Nadar: la natación es un complemento fundamental para desencadenar tanto mejoras físicas como mentales. Los beneficios físicos de la natación son evidentes en atletas, lo que llamamos “cuerpo de nadador”. Sin embargo, hay una característica que la mayoría de los nadadores (tanto profesionales como amateurs) poseen y no podemos apreciar de un simple vistazo: la salud del cerebro

La natación es una de las actividades deportivas más completas, siendo una de las preferidas para aquellos que tienen la rutina de ejercitar su cuerpo, pero también desde lo que podría llamarse esotérico el agua purifica, llegando a quitarnos de encima toda la sensación de angustia dejándonos la mente despejada y el cuerpo relajado.

Cuando una persona se sumerge en una alberca o piscina, el peso de la persona en el agua se reduce de manera evidente, por lo que favorece inmediatamente la actividad del sistema cardiorrespiratorio y por supuesto, todo el sistema muscular. Sus beneficios:

  • Repara las neuronas dañadas: no es ninguna sorpresa que el ejercicio aeróbico no solo es bueno para el corazón, sino también para el cerebro, pues mejora la función cerebral y también ayuda a reparar las neuronas dañadas. Proporciona beneficios cerebrales adicionales a nivel molecular y de comportamiento, afectando a los neurotransmisores que influyen sobre el estado de ánimo y las hormonas reductoras del estrés.
  • Mejora la función cognitiva: aumenta el flujo sanguíneo, lo que a su vez puede ayudar a mejorar la memoria, el estado de ánimo, la claridad mental y el enfoque.
  • Mejora el estado de ánimo: la natación y otros ejercicios similares liberan factores neurotróficos o neurotrofinas en el cerebro, endorfinas, que se cree que son útiles para controlar el estrés, la ansiedad y el estado de ánimo. La actividad física y el ejercicio pueden ayudar con el alivio de la tensión, e incluso contrarrestar algunos síntomas depresivos. Así, la natación ayuda a estimular la producción de sustancias químicas cerebrales que elevan el estado de ánimo.
  • Mejora la memoria: la natación promueve nuevas neuronas en el hipocampo para una mejor memoria. Así, el daño cerebral por estrés también se puede revertir con la natación a través de la neurogénesis del hipocampo o la sustitución de las neuronas perdidas.
  • Mejora el aprendizaje: la natación mejora las habilidades motoras gruesas (que surgen directamente de los reflejos) y visuales que conducen a una mejora en el aprendizaje. Y es que los movimientos bilaterales de patrones cruzados en la natación ayudan con el desarrollo de las fibras nerviosas en el cuerpo calloso, que conectan los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro y facilitan la comunicación entre los dos. La natación activa simultáneamente los dos hemisferios cerebrales y los cuatro lóbulos del cerebro, lo que puede conducir a una mayor cognición y aprendizaje.
  • Es una terapia rápida y eficaz: la natación además, se ha empleado en numerosas ocasiones como método de rehabilitación de las enfermedades cerebro-vasculares. Según las investigaciones, la mejora del paciente es más eficaz y rápida.

Entonces es una posibilidad accesible para descansar y liberarse del estrés; en la actualidad y en todas las ciudades importantes del mundo hay piscinas en donde por una suma de dinero razonable.

  • Una ducha o baño templado tirando a caliente, antes de dormir: el flujo de agua continúo sobre el cuerpo, proporciona numerosos beneficios al  organismo. El agua templada, dilata los vasos sanguíneos, baja el tono muscular, se distienden las articulaciones, nos induce a cierto estado de relajación, facilita la circulación sanguínea. Además del calor, el otro “culpable” de estos beneficiosos efectos es el movimiento del agua en la regadera, que actúa como una fuente de estimulación mecánica, imaginemos entonces, miles de partículas masajeando nuestra piel y nuestros músculos.

Esta propiedad del agua en movimiento, potencia la acción sedante de la ducha. Por eso, si ésta ocurre aproximadamente una hora antes de dormir, nos ayudará a conciliar el sueño. Pero, si queremos beneficiarnos de su poder anti estrés, debemos tomar en cuenta:

  • La temperatura, que no debe superar los 38º grados. Una ducha demasiado caliente, puede provocar el efecto contrario al deseado, ya que se necesita una bajada de temperatura corporal para conciliar el sueño. Muchos problemas de insomnio, parecen estar provocados por una dificultad del organismo para perder calor.
  • La duración,  además de las cuestiones de cuidado del medio ambiente y ahorro, no debe durar  más de cinco minutos, ya que bajo el agua el organismo está sometido a un exceso de actividad que puede provocar una sobre estimulación que nos impida conciliar el sueño.

Entonces, tomar un baño relajante es un momento de desconexión con el exterior, y tenemos un pequeño espacio al final del día para estar con nosotros mismos. En general podemos decir, que después de una ducha, a todos nos invade una sensación de bienestar, y no hay nada más placentero que ponernos alguna ropa cómoda, y tumbarnos en un colchón que nos invite a abandonarnos “en brazos de Morfeo”.

Para concluir, como bien se sabe, el agua es vital para la supervivencia humana, pero no solo su consumo es el causante de todos los beneficios que nos aporta. Además de hidratarte según tus necesidades, puedes elegir relajarte cerca de una fuente, cascada o en el muelle de la playa más cercana, tomando un relajando baño una hora antes de dormir, o practicando natación como deporte u opción para aprovechar todos los beneficios que el agua te aporta, y así lograr descansar tranquilo sabiendo que los efectos calmantes del agua están trabajando en tu mente, cuerpo y alma.

Te recuerdo que puedes seguirme como Doctora Descanso a todas mis redes sociales, suscribirte a mi canal de You Tube e ingresar a la página www.doctoradescanso.com, donde además de poder acceder a información muy interesante, puedes agendar una cita conmigo para cualquier duda o comentario.

Psic. Alicia D de P

Doctora Descanso ®

Que sueñes con los angelitos ®

FUENTE:

https://www.fundacionaquae.org/blog/consejos-del-agua/10-beneficios-del-agua-para-nuestra-salud/

https://www.muyinteresante.es/salud/fotos/beneficios-de-nadar-para-el-cerebro/la-natacion-aporta-beneficios-extra-para-el-cerebro

https://salud.ideal.es/lomonaco/1567-%C2%BFuna-ducha-antes-de-dormir-s%C3%AD-por-favor.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *