QUÉ SON EXACTAMENTE LAS REGRESIONES DE SUEÑO EN LOS BEBÉS

¿Qué son las regresiones de sueño en un bebé?

Las regresiones de sueño pueden ser uno de los desafíos de sueño más difíciles y puede llegar a causar frustración y agotamiento en los padres. Son los períodos de tiempo que de repente un bebé que dormía bien por la noche comienza a tener despertares nocturnos o le cuesta y tarda mucho más en conciliar el sueño o incluso comienza a dormir mal las siestas. Y los papás desprevenidos, desconocen el motivo de estos repentinos cambios.

¿Cuánto dura? Las regresiones del sueño pueden durar de 2 a 6 semanas y pasado este tiempo los patrones de sueño del bebé vuelven a la normalidad, o sea, que es un periodo temporal que pasará, es mejor no asustarse y continuar y mantener hábitos de sueño saludables.

Pero ¿Cuáles son las causas de las regresiones de sueño en los niños?

Las causas pueden deberse al desarrollo de la infancia, los llamados hitos de desarrollo… ¿Qué son o cuando ocurren los hitos del desarrollo? Ocurren cuando los bebés y los niños pequeños comienzan a practicar nuevas habilidades que pueden causar más inquietudes a la hora de dormir ya que están más pendientes y nerviosos por las cosas nuevas que les están sucediendo que por el dormir, como cuando comienzan:

– A girarse y darse la vuelta.

– A sentarse.

– A Ponerse en pie.

– A caminar.

– A hablar.

Las edades típicas dónde pueden ocurrir estas regresiones del sueño son en torno a las 6 semanas, 4 meses, 8 a 10 meses, 12 meses, 18 meses, y otra vez en 2 años.

No obstante, quiero aclarar que no todos los niños pasan por estas regresiones y mucho menos por todas ellas. La más frecuente es la de los 4 meses, pero superada ésta no quiere decir que tengan que sucederles todas.

¿Cuáles son las regresiones de sueño en los bebés según su edad?

– Regresión de sueño de las 6 semanas. La mayoría de los bebés experimentan un crecimiento acelerado a las 6 semanas. Y ese crecimiento puede ser la causa de que el bebé se despierte con más frecuencia, le cueste más conciliar el sueño y tenga mucha más hambre.

– Regresión de sueño de los 4 meses. Puede que un bebé que dormía bien inesperadamente comience a despertarse continuamente, no aguanta más de 1h dormido, le cuesta mucho más conciliar el sueño, aumenta el llanto y la irritabilidad y duerme siestas más cortitas. La regresión de sueño de los 4 meses es debido a un cambio en su ritmo biológico de sueño y es diferente a las otras regresiones de sueño que pasan en unas pocas semanas y el sueño del bebé vuelve a la normalidad. En esta regresión ocurren muchos cambios que harán que un bebé comience a dormir de forma diferente.

** El bebé adquiere el resto de las fases de sueño. Pero como todo, lleva su tiempo aprender a “usarlas”. Comienza un período de adaptación en el cual el niño va practicando cómo dormir, por decirlo de alguna manera.

– Regresión de sueño de los 8-10 meses. Esta regresión suele deberse al gran desarrollo cerebral. El bebé comienza a gatear, deslizarse, sentarse, levantarse, a decir palabras, etc. Además de los hitos del desarrollo, en muchos bebés, también aparecen los primeros dientes.

– Regresión de sueño de los 12 meses. Cuando un bebé inicia en esta regresión hay estas señales: comienza a caminar, reduce las siestas, está más irritable y se despierta constantemente. Una vez que comienzan realmente a caminar, se cansan mucho más y gastan mucha más energía, también puedes pensar que tenga hambre por la noche, pero no significa que tengas que alimentarlos de noche, es preferible darle más alimentos durante el día.

– Regresión de sueño de los 18 meses. A los 18 puede deberse a la dentición, ansiedad de separación. A esta edad aprenden a hacer cosas por si solos, a beber agua de una taza, a agarrar una cuchara, etc. Esta independencia puede hacer que no quiera ir a dormir o quedarse en la cama incluso puede que le aparezcan ataques de genio y lucha por no querer dormir.

– Regresión de sueño de los 2 años. Los “Terribles dos”, pueden influir notablemente en el sueño de un hijo. Puede notarse un poco de retroceso a medida que aprende nuevas habilidades y va creciendo. Influyen una gran variedad de factores que pueden causarla: probablemente comience a ir al baño solitos, pase a una cama de mayores, puede que comience a tener pesadillas y puede que definitivamente exteriorice su carácter o comportamiento más desafiante.

Patrones de sueño infantil

Cuando un bebé es recién nacido, suele dormir casi en cualquier lado. Esto es porque aunque su sueño también va por ciclos, dentro de cada ciclo no hay diferentes fases (en las que va de sueño ligero a profundo como lo es para un bebe mayor o un adulto).

Es a los 4 meses cuando un bebé empieza a entrar en el “mundo adulto del sueño”. Esto quiere decir que sus ciclos de sueño empiezan a tener distintas fases: de sueño profundo y sueño activo, así como un adulto… y se despierta porque aún no aprende a manejar estos cambios.

Las fases de sueño en el bebé

Un adulto pasa por cinco fases de sueño, cuatro subfases de sueño No REM (movimiento ocular no rápido) divididas en sueño ligero y sueño profundo, y una fase REM (movimiento ocular rápido), un tipo de sueño muy ligero.

En cambio, el patrón de sueño del bebé es muy diferente al de un adulto. Un bebé recién nacido sólo tiene dos de las cinco fases. Ellas son: sueño profundo y fase REM.

El por qué es muy simple. Un recién nacido necesita despertarse varias veces para alimentarse. Si tuviera cinco fases necesitaría mucho más tiempo para dormir y no podría alimentarse tantas veces como tiene que hacerlo.

Pasan más tiempo en sueño REM, menos profundo y más receptivo a los cambios del entorno. Luego entra en una fase de sueño profundo (no REM) del que pueden salir fácilmente despertándose. Y así toda la noche alternan ambas fases.

Algo muy común: le arrullas o le das pecho para dormir, quizá tome 30 minutos que llegue a un sueño profundo y ¡sorpresa! Abre el ojo a los 15 minutos. ¿Te ha pasado? Esto es porque tu bebé tiene el reflejo del sobresalto (reflejo del moro) y cuando entra al sueño profundo muy a menudo este le despierta. Y si no sabe volver a dormirse, busca a alguien que le pueda ayudar… muy probablemente tú que ahora estás leyendo esto.

El sueño profundo de un bebé sucede en su mayoría al principio de la noche. Así que mientras duerme por 4 ó 5 horas (es interesante que esta es la definición técnica de dormir toda la noche en esta etapa, aunque muchos de los bebés de 4 meses sean capaces de dormir por más tiempo), empezará a despertarse en intervalos más regulares por la noche. Y es aquí donde empieza el reto…está creciendo, el mundo se convierte mucho más interesante y debe dormir mientras todo esto pasa… Siente que se está perdiendo de mucho si cierra el ojo, pero a su vez su cerebro necesita ese descanso.

 Consejos para ayudarte durante esta regresión
  • Mantén hábitos de sueño saludables
  • Pon mucha atención a sus señales de sueño y si no las suele mostrar ayúdate del reloj, su ventana de estar despierta o despierto es entre 1 a 2 horas (No debe pasar más de este tiempo de estar despierto/a)
  • Intenta no crear otra muletilla de sueño (Lo que haces por tu bebé para que se relaje y se duerma). Utiliza las que te han funcionado, pero intenta no agrandar la lista ya que en algún momento tocará quitarlas.
  • Acurrúcale más y dale más consuelo, así le ayudarás a que esta etapa en su desarrollo sea más llevadera.
  • Sigue su rutina pero sé flexible. La constancia les gusta mucho a los bebés, les da seguridad. Si aún no tiene una rutina es muy buen momento de crearla, esto es, 3-4 cosas que hagas en el mismo orden antes de ir a dormir (Por ejemplo: libro, canción, baño, luego cuna). Esto también lo puedes hacer antes de las siestas pero con menos pasos. También sé flexible en cuanto a la alimentación, quizá tu bebé esté más hambrienta o hambriento durante este periodo.
  • Mantén la calma: Recuerda, esta regresión del sueño es algo bueno. Se debe al crecimiento y cambio de tu bebé. Y sobretodo: es temporal.

Todas las regresiones de sueño son difíciles y agotadoras, recuerda que son regresiones temporales, hay que tener paciencia porque pasan. Lo que es más importante es ofrecer tranquilidad y no retroceder en los hábitos de sueño saludables.

Psic. Alicia D de P

Dra. Descanso ®

Que sueñes con los angelitos ®

Las regresiones en el sueño del bebé ocurren de diferente forma según edad. Conoce más de este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *