¿POR QUÉ SOÑAMOS Y QUÉ SIGNIFICAN LOS SUEÑOS?

Los sueños mezclan imágenes, sonidos y sensaciones

Soñar es una actividad que permite al ser humano desahogar algunas situaciones que en el estado consciente no es siempre posible abarcar. El sueño es una experiencia subjetiva donde se mezclan imágenes junto a sonidos y sensaciones. Todos estos elementos crean una experiencia que puede llegar a ser tan real que llegue a confundir a la persona, nos podemos despertar aterrados por un sueño o con vivencias que exaltan al cuerpo en la más gloriosa de las sensaciones.

Muchos de nosotros compartimos varios de los mismos temas en los sueños, sueños que pueden reflejar preocupaciones o temores, como el que se nos caiga un diente o estar desnudos en un sitio público, o que  pueden resultar divertidos, como el poder volar. También están los que son definitivamente extraños, que tal vez nos llaman más la atención por su surrealismo. ¨¨DATO CURIOSO: El famoso artista surrealista español Salvador Dalí solía comer erizos de mar cubiertos en chocolate antes de acostarse para ver si podía estimular los sueños vívidos que inspiraban su obra.

Seguramente has pensado o escuchado este tipo de frases: “soñé que me casaba, dicen que es porque alguien va a morir” o “soñé que se me caía un diente, es porque alguien se va a casar”. Pero ¿es este el significado real de los sueños? La respuesta es NO. Los sueños no significan lo que se cree popularmente:

Las interpretaciones supersticiosas de los sueños (de muerte, mala o buena suerte, rompimientos, entre otros) se dan porque son un intento de satisfacer la necesidad humana de explicar todo, lo que es una tendencia universal. De predecir el futuro, etc.

Un profesional de la salud mental para lograr conocer lo que el sueño de su paciente puede significar, por ejemplo, un sueño recurrente, es indispensable conocer y analizar al individuo, sus antecedentes, su realidad.

Para interpretar correctamente un sueño uno tiene que conocer muy bien al soñante. Cualquier otra cosa que se haga es arbitraria y probablemente antiética.

Cada persona es un mundo y lo que para mi signifique un sueño en determinado momento de mi vida, no significará lo mismo para ti. Para interpretar un sueño correctamente se puede llevar también un diario de sueños.

Teorías acerca porqué recordamos sueños

Ahora bien, si sueles creer que no acostumbras a soñar o que sueñas muy poco, te sorprenderá saber que todos soñamos y que, por noche, tienes un promedio de cinco sueños, ¿por qué no los recordamos? existen diferentes teorías acerca de las razones que hacen recordar los sueños:

  • Por un lado, existe la teoría de la represión de Freud, que dice que nuestros sueños son deseos que tenemos y que, si no los recordamos, es porque nuestro cerebro los bloquea. La represión  hace que los sueños sean olvidados e incluso cuando uno recuerda un sueño por la mañana muy pronto en el curso de las primeras horas del día se le olvida, porque la represión hace que eso sea borrado.
  • Otras teorías sostienen que los sueños suelen olvidarse porque no son interesantes o porque lo que soñamos no es comprensible por nuestro cerebro.
  • En otros estudios se ha encontrado que quienes despiertan durante la etapa del sueño MOR (movimiento ocular rápido), tienen una mayor tendencia a recordarlos, porque el cerebro está más activo y el despertar en esa fase, facilita almacenar los sueños en la memoria.
  • En cambio, quienes no despiertan durante el sueño REM, que corresponde a entre el 20 y 25% del tiempo que pasamos dormidos, tienden a no recordar sus sueños y hacerlo sólo un par de veces al mes, cuando se dan las condiciones adecuadas. Quienes tienen un sueño REM más “liviano”, también son capaces de reaccionar ante estímulos externos, generalmente auditivos, lo que activa la actividad eléctrica del cerebro.
  • Una persona que recuerda sus sueños, no duerme mejor que quienes no lo hacen, es solo una diferencia en qué tan activo está el cerebro durante la fase REM, en la que tenemos varios sueños que pueden durar desde un par de segundos a 20 o 30 minutos.
  • Los ciclos de MOR ocurren más o menos cada 90 minutos y pueden durar hasta media hora. En adultos constituyen una cuarta parte del sueño.
  • Los sueños pueden ocurrir durante otras fases del sueño, cuando nuestro cerebro está mucho menos activo.

**El área del cerebro relacionada con los sueños es la misma que el área cognitiva. Se ha visto que cuando el electroencefalograma mostraba un ligero patrón oscilatorio durante el REM, era cuando las personas recordaban lo que habían soñado. Para tener un recuerdo, primero necesitamos formarlo en el hipocampo y después este se mueve a otras partes del cerebro, especialmente al neocortex. Esta sincronización desaparece durante el sueño, por lo que es muy difícil que recordemos- lo que soñamos.

Las zonas del cerebro y los sueños

ZONA CALIENTE: Científicos de una universidad de Suiza, fueron un poco más lejos para tratar de aclarar la situación. Monitorearon a pacientes voluntarios a través de aparatos en la cabeza mientras dormían, pero los despertaban continuamente para preguntarles sobre lo último que podían recordar. Encontraron una zona extremadamente alerta del cerebro soñante que llamaron la “zona caliente”. Cuando los pacientes reportaban un sueño, la actividad cerebral cambiaba en esta zona, que es una región del cerebro que abarca áreas visuales y también otras áreas que ayudan a integrar varias experiencias sensoriales.

**Se dieron cuenta que mientras los pacientes soñaban , la zona estaba un poco más despierta, la actividad cerebral era más rápida, parecida al estado consciente. Cuando los pacientes no soñaban la actividad era lenta.

Eso se convirtió en una señal para tratar de predecir cuándo alguien sueña, ya que al observar al cerebro en la zona caliente, en tiempo real, se logra predecir basándonos en esta actividad si la persona está soñando o no. Luego despertamos a la persona para ver si nuestra predicción era correcta y acertamos en un 90% de los casos.

Con este estudio se ha podido demostrar que una región del cerebro está vinculada a las fases de sueño y opera como un interruptor. La hot zone o zona caliente se encuentra en encima de la nuca y está ocupada por el 95% de toda la fase rem y el 71% de la no REM. Horas y horas de sueños de los que sólo recordamos apenas unos minutos y que quizás con este nuevo avance se pueda descubrir cómo recordar mejor.

Y ¿qué sucede con el cuerpo mientras dormimos? Mientras el cerebro puede estar muy activo durante el sueño, lo que pasa con nuestro cuerpo es una historia diferente, ya que cuando dormimos el tono muscular del cuerpo empieza a disminuir y desaparece completamente al entrar en MOR. Realmente los únicos músculos que están trabajando son el diafragma (para expandir los pulmones) y el corazón.

**Esa pérdida de tono puede suceder para que no actuemos físicamente todas esas escenas emocionales que ocurren en un sueño y que muchas veces involucran movimiento. Podría resultar peligroso actuar esas escenas cuando uno está dormido.

Ahora bien, ¿Por qué soñamos? Si yo tuviera acceso a 50 de tus sueños tendría una buena idea de lo que te preocupa en la vida, lo que te interesa y quién te cae bien y quién no. En ese sentido no son sandeces aleatorias, son retratos psicológicos, las huellas digitales de tu mente.

Por una parte, desde el punto de vista psicoanalítico:

  • Soñamos porque necesitamos realizar unos deseos que están en el inconsciente (parte del aparato psíquico fuera del alcance de la conciencia, formado por los eventos que a lo largo de la vida se han reprimido). Esa realización de deseos toma como materia prima eventos que hayan ocurrido en el día de la persona en cuestión;
  • Los sueños nos dicen cosas de nosotros mismos, no acerca del futuro, sino de los conflictos, las dificultadas propias presentes y pasadas. Esto, está fundamentado desde la teoría de Sigmund Freud, considerado el padre del psicoanálisis, y en su libro ‘La interpretación de los sueños’.

El banco de los sueños

En tanto, Bill Domhoff, uno de los verdaderos pioneros de la investigación de los sueños, se ha dedicado a recopilar más de 20.000 reportes de sueños de personas por todo el mundo en un “Banco de Sueños” que tienen online para estudiar qué patrones existen y formular teorías. Él refiere que:

  • Los sueños dramatizan nuestras preocupaciones y frecuentemente toman el peor de los escenarios. No sólo abarcan nuestros deseos sino nuestras preocupaciones, nuestros temores y nuestros intereses. Podemos darnos cuenta entonces que la diferencia entre sueños y pesadillas no es más que el estado emocional que acompaña el sueño. En el caso de la pesadilla, suele ser un estado emocional de angustia, terror, muerte o persecución, entre otras. Una misma cosa puede ser soñada por dos personas y para una puede ser pesadilla y para la otra no.
  • Aunque hay temas que son particulares de cada persona, hay unos que nos conciernen a todos, como el de los hombres desconocidos. Los desconocidos son peligrosos en nuestros sueños para hombres y mujeres. Algunas veces la gente se siente amenazada y soñará ser perseguida.  Éste tipo de sueños le suceden a una amplia gama de personas pero constituyen menos de 1% de todos los sueños que tenemos, aunque son los que tendemos a recordar.

Y ¿para qué soñamos, cual es la función de los sueños? Varios científicos en diferentes partes del mundo han estado tratando de penetrar ese mundo imaginario de los sueños para buscar sus causas y su función. Los estudios y observaciones han producido una suerte de teorías sobre la función de los sueños:

•     Simulacro de amenaza: esta teoría sostiene que la gente practica en los sueños cómo sobrellevar amenazas. En sus sueños, el individuo puede luchar contra leones o escapar de una pandilla o responder resoluto cuando es humillado. Son simulacros, que aunque no se logren recordar, ayudan a mantenernos en forma durante las horas de consciencia.

•     Consolidación de la memoria: esta teoría postula que, durante la noche, el cerebro está trabajando en recopilar recuerdos. De hecho, la extrañeza que algunas veces se manifiesta en sueños puede ser el resultado del cerebro tratando de vincular dos cosas que normalmente existen independientemente pero que necesita relacionar.

•     Reducción del miedo: esta teoría dice que aprendemos o acumulamos muchos temores cuando estamos despiertos y, cuando dormimos, reducimos esos temores al soñar sobre lo que nos da miedo pero, posiblemente, en un contexto diferente. Eso nos ayuda a eliminar o reducir el temor, aunque está la posibilidad de que el sueño fracase, en cuyo caso se convertiría en una pesadilla y las cosas darían realmente miedo.

Además de las anteriores teorías, están lo que creen que los sueños pueden predecir el futuro. Y si bien es cierto que una buena parte de la literatura universal juega con esta idea, en todo caso un diario británico decidió poner esta teoría a prueba en 1970. Invitó a los lectores a registrar sus sueños y, durante los siguientes 15 años, el diario intentó vincularlos a la actualidad mundial. ¿Cuál fue el resultado?: el mismo que si los hubieran vinculado al azar.

Psic. Alicia D de P

Dra. Descanso ®

Que sueñes con los angelitos ®

Diferentes teorías sobre los sueños y porque recordamos los sueños.

REFERENCIAS:

https://depsicologia.com/que-son-los-suenos/

https://elpais.com/elpais/2018/01/08/buenavida/1515428780_227333.html

https://www.eltiempo.com/vida/ciencia/targetText=%E2%80%9CEsto%20sucede%20por%20la%20represi%C3%B3n,persona%20sue%C3%B1a%20seg%C3%BAn%20sus%20experiencias.

https://www.bbc.com/mundo/noticias-41696343

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *