CONSEJOS PARA DISFRUTAR TUS VACACIONES

RECOMENDACIONES DE LA DOCTORA DESCANSO

Las vacaciones son un claro ejemplo de lo que implica salir de la zona de confort para pasar de la actividad del trabajo al ocio. Las planeamos e imaginamos, motivándonos con que cada día que pasa es un día que estamos más cerca de ese merecido descanso. Y es que el descanso óptimo fomenta la promoción de la salud a través del autocuidado y también de la práctica de planes de ocio. Un descanso saludable a nivel físico y mental.

Sabemos también que todos necesitamos de por lo menos un día de descanso, pero si queremos que las vacaciones nos ayuden a cargar pilas, debemos disfrutarlas siguiendo estos consejos:

  • Planifica tomando en cuenta tu presupuesto: esto te ayudará a que el dinero no se convierta en un problema. Un consejo para el año que viene: ahorrar un 10% al mes durante todo el año. Tener previsto un presupuesto aproximado de gastos, lo que te dará una visión real de la situación y ayudará mucho a que no se te vaya de las manos.
  • Deja terminadas todas las tareas antes de las vacaciones: para evitar darle vueltas a las cosas que quedan por hacer, como aquel correo electrónico que quedó por enviar o esa llamada a un cliente especial, lo mejor es asegurarse, antes de las vacaciones, de que todo ha quedado cerrado o encaminado. De esta forma, se evitan las preocupaciones que puedan interrumpir la tranquilidad de las vacaciones.
  • Evita planear cada día a detalle: La programación es clave, pero desde un punto de vista económico. Desde un punto de vista del ocio, la cosa cambia. No seas muy estricto, ya que esto te puede generar ansiedad y angustia y así conseguirás el efecto contrario.
  • Desconéctate profesionalmente: Desactiva la notificación de mails y evita llamadas puntuales; ya que un simple contacto “inofensivo y controlado” puede amargarte desde horas a días, de tus vacaciones. Incluso las lecturas, si son del ámbito profesional podrían mantenerte “en guardia” y llevarte a recordar temas profesionales pendientes.
  • Haz algo nuevo. Durante las vacaciones tiene que haber alguna experiencia única, aunque sea una sola, que no hayas vivido con anterioridad en tu vida. No hace falta que sea algo súper transcendente y transformador; pero una nueva actividad, un nuevo lugar, o nuevas relaciones sociales, pueden ser muy bienvenidas para la satisfacción tanto presente como futura.
  • Toma en cuenta las cortas distancias: A la hora de disfrutar de unas buenas vacaciones, más lejos no siempre significa mejor. De hecho, en ocasiones cuanto más largo es el periodo que pasamos de vacaciones más complicada la vuelta y su adaptación, aunque  esto influye en la capacidad de cada persona a adecuarse a los cambios.  ¿Has explorado bien tu estado, comunidad y/o país? A veces lo mejor lo tenemos delante y no nos damos cuenta.
  • Cuida tu relación de pareja: Según varios estudios, el verano y el último trimestre del año es el período donde se producen más divorcios y separaciones, y es que si se piensa detenidamente es lógico.  Las vacaciones son momentos donde el tiempo libre es mayor y se pasa más tiempo en familia o con la pareja, y, por ello, los roces pueden aumentar. Algo que fomenta más estos roces es imponer planes, ideas y horarios. Debemos estar abiertos y tomar en cuenta que las vacaciones deben ser un momento perfecto para mejorar en la forma de conversar y convivir con nuestra pareja y familiares.
  • Asume que en vacaciones existen imprevistos: A todos nos gustaría que las cosas fueran siempre perfectas. Que todo salga tal y como lo hemos planeado. Pero la vida no es así. Y cuanto antes lo aceptes mejor. Es básico  ser capaz de asumir que en vacaciones también existen momentos donde no todo es de nuestro agrado. Y con eso nos referimos a condiciones meteorológicas no deseables, cambio de planes, compañías no de nuestro agrado, enfermedades inesperadas, estados anímicos diferentes, etcétera. Hay que aceptar que podemos disfrutar las vacaciones sin la obligación de que todo sea perfecto.
  • Vive el presente, conéctate con tus sentidos y desconéctate de tus redes sociales: En verano hay que estar conectado. Pero no a las redes sociales, sino todo lo contrario. Conéctate a los sentidos. Respira aire puro, visualiza las olas del mar, saborea un buen plato… e intenta desconectar de las tecnologías, de las obligaciones del trabajo. “Disfruta cada momento y conecta con tus sentidos, sino, el objetivo de este tiempo libre no tendrá sentido”.
  • Come saludable: no como exigencia, pero sí como buena rutina, intenta dar a tu cuerpo alimentos saludables. Lo verás reflejado en tu estado de ánimo cada día en vacaciones. Elige frutas y verduras e hidrátate, de lo contrario te sentirás fatigado lo que no te ayudará a disfrutar cada momento.
  • Mantente activo: que estés lejos del gimnasio o de casa no sirve de excusa para dejar de hacer deporte. Intenta practicar cualquier ejercicio, camina…muévete. Además, te aportará la energía necesaria para enfrentarte al regreso a la rutina diaria.
  • Descansar físicamente: no debemos permitirnos que todos nuestros días de descanso tengan un ritmo frenético y físicamente demandante; que puede llegar a impedir el fin último de las vacaciones que es el de fomentar un tiempo de descanso físico y mental. Y con esto recuerdo la frase tan acertada de mi sabio y querido Tío Antonio “La vida del Turista es agotadora”, lo que sucede posiblemente debido a que además de salir de la rutina,  deseamos hacer tanto aprovechando cada segundo que solemos descuidar tanto nuestra alimentación, como nuestro sueño. Recuerda que el sueño es una necesidad y un hábito, como comer, y como a comer bien, se aprende, no lo descuides y menos si tu propósito es descansar. Si te es posible, ¡lleva contigo tu almohada!
  • Vuelve a la rutina antes de volver al trabajo o a las obligaciones diarias: Unos días antes es aconsejable recuperar la rutina anterior para que el cambio no sea tan drástico. Tras este período desestresante, será mucho más fácil incorporarse a la vida laboral o diaria, sin ningún problema.

Recuerda entonces que planificar sin estrés, apagar los aparatos tecnológicos y pasar tiempo con la familia y amigos son la clave del éxito, siempre que tomes en cuenta todos estos consejos.

Psic. Alicia D de P

Doctora Descanso ®

Que sueñes con los angelitos ®

Aprender a planificar vacaciones para disfrutarlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *