LA IMPORTANCIA DE LAS VACACIONES EN NUESTRA SALUD

la_importancia_vacaciones

¿Sientes que no tienes energía y que tu cuerpo ya no responde igual en el trabajo, el estudio o en las labores comunes de un fin de semana? Posiblemente sea porque tu cuerpo pide a gritos un descanso. Y es que los días libres son indispensables para propiciar un estado de bienestar general y de buena salud mental, y por lo mismo,  las vacaciones, son uno de los mejores antídotos contra el estrés.

Los efectos dañinos del estrés son bien conocidos, desde migrañas, insomnio y dolores estomacales hasta problemas cardiovasculares. Incluso puede llegar a alterar el genoma humano, y al respecto, se han resalizado diversas investigaciones en las que se concluido que:

  • Los participantes que no tomaban vacaciones anuales eran 32% más propensos a morir de un ataque al corazón.
  • Los hombres que toman vacaciones cada año reducen su probabilidad de morir por cualquier causa en un 20%, y su riesgo de muerte por enfermedad cardíaca hasta en un 30%.
  • Las mujeres que toman vacaciones menos de una vez cada dos años tienen mayor probabilidad de sufrir una depresión. Además, quienes no suelen vacacionar con frecuencia (una vez al año) tienen cerca de ocho veces más probabilidades de desarrollar enfermedad coronaria o sufrir un ataque al corazón.

Entonces, no es de extrañarse que las personas que toman vacaciones al menos una vez al año logren mantener buenas relaciones de amistad, con la pareja, la familia y en el trabajo, y  éstas no necesariamente deben ser largas y costosas, es decir, tomar unos días de descanso para apreciar la naturaleza y olvidarse de las tareas diarias son suficientes para permitir al cerebro recargar energía y mejorar la función intelectual, propiciando un mejor desempeño laboral al terminar el asueto.

Específicamente, ¿cuáles son los beneficios  de tomar unos días de descanso?

1. Olvidarse del estrés y reorganizar prioridades: las vacaciones permiten olvidarse de la rutina diaria, de los problemas cotidianos y motivan a retomar fuerzas para organizar la vida con satisfacción.

2. No enfermarse: según se ha documentado en estudios internacionales, las vacaciones son tan importantes que, si una persona no descansa adecuadamente, tiende a enfermarse con más frecuencia a lo largo del año y sufre consecuencias relacionadas como el desgaste en sus capacidades.

3. Recuperar y aumentar la creatividad: existen grandes beneficios al tomar las vacaciones y se nota porque, después de un período de descanso, las personas se tornan más creativas y productivas y rinden al cien por ciento de su capacidad física e intelectual.

4. Vivir más tiempo: las personas que toman al menos unas vacaciones al año, tienen 20% menos de riesgo de muerte. Por el contrario, aquellas personas que no toman vacaciones en más de 5 años tienen el mayor número de muertes por problemas cardiacos.

5. Mejorar la salud mental: las personas que toman vacaciones frecuentemente, son menos propensas a la depresión, tensión y cansancio.

6. Refrescar las relaciones: unas buenas vacaciones ayudan a revitalizar relaciones personales, de pareja, de familia y laborales, pues se produce un alivio de la tensión acumulada por las múltiples obligaciones o los problemas de oficina o de pareja.

7. Encontrar inspiración: al estar en un ambiente distinto como el que ofrecen las vacaciones, nuestros cerebros serán forzados a pensar diferente, encontrando así nuevas fuentes de inspiración y creatividad.

8. Fomentar la productividad: al reservar dos semanas de vacaciones al año en promedio, buscarás aprovechar al máximo este tiempo, siendo así más eficiente. Además éstas darán un descanso físico y mental y al regreso podrás ser más activo y productivo cuando vuelvas al trabajo.

9. Compartir en familia: ofrecen tiempo para planificar en conjunto actividades con nuestros seres queridos, un espacio para volver a practicar la escucha, para volver a soñar, para disminuir al menos un poco las presiones, es indispensable hacer un alto, aclarar las ideas, y luego ponerlas en práctica.

10. Proyectar al futuro: este tiempo libre y a solas te permite soñar y proyectar los plazos de tiempo en los que deseas lograr ciertos objetivos, muy diferente a cuando solamente vas cumpliendo el día a día porque el cansancio y la rutina no te permiten ver más allá.

Finalmente, cuando disfrutes tus vacaciones, procura sacarles el jugo y hacer un plan para aprovechar hasta el último segundo para descansar y así cambiar el chip.

Psic. Alicia D de P

Doctora Descanso ®

Que sueñes con los angelitos ®

Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *