LAS CANAS ¿TE ESTÁN DICIENDO ALGO?

RECOMENDACIONES DE LA DOCTORA DESCANSO

Es algo casi inevitable, a no ser que la genética actúe en tu favor. El pelo se vuelve gris o con canas a medida que envejecemos por un proceso biológico en el que influyen distintos factores. Sucesivas investigaciones han ido señalando a diversos culpables de que con el paso de los años vayamos perdiendo nuestra capacidad de pigmentación y, por consiguiente, el color del pelo con el que nacimos o con el que hemos vivido durante la adolescencia y la edad adulta.

 

Inicialmente, todo cabello es blanco, ya que obtiene su color natural de este pigmento denominado melanina. La formación de melanina empieza desde antes del nacimiento y, de acuerdo con su distribución, tipo y concentración, tiñe la cabellera de forma natural. Únicamente existen dos tipos de pigmento: el oscuro (eumelanina) y el claro (feomelanina). Las diferentes combinaciones de estos dos dan origen a la amplia gama de colores de cabello. El cuero cabelludo promedio posee entre 100 mil y 150 mil cabellos. Con el tiempo, la probabilidad de que el cabello se vuelva gris incrementa entre 10% y 20% cada década después de los 30 años de edad.

 

Como todo en nuestro organismo, la pérdida de melanina se debe a las reacciones químicas en su funcionamiento habitual. Se trata de una reacción en cadena que comienza con la disminución de una enzima (MSR) que neutraliza el peróxido de hidrógeno que generamos durante nuestro metabolismo, y cuya acción inhibe otra enzima necesaria para la producción de melanina. No necesitamos ser expertos para comprender que la canicie es la pérdida de pigmentación que se produce, bien por la edad, bien por alguna patología e incluso algún estilo de vida que fomenta su aparición (es decir, la reacción en cadena). De esta manera, las canas surgen por un exceso de peróxido de hidrógeno que se produce en las células capilares, es decir, específicamente este compuesto químico es el responsable de blanquear el cabello. Y a partir de este exceso de peróxido de hidrógeno es que el pelo se vuelve amarillo en diferentes tonos, por falta de melanina -el pigmento que colorea el pelo, la piel, el iris del ojo o el vello del cuerpo-.

 

¿Cuándo comienza esta reacción en cadena? de acuerdo con el Dr. Desmond Tobin, de la Universidad de Bradford en Inglaterra, esto se debe a que los folículos capilares poseen un reloj melanogenético, por lo que tanto la edad (canicie fisiológica) como los genes determinan cuándo se agotará la capacidad de producir pigmento de cada individuo. 

 

Ahora bien, existen varios tipos de canas:

  1. Canicie fisiológica: suele comenzar por las sienes y la parte posterior de la cabeza hasta completar todo el cabello. Es la que solemos asociar a la edad y el envejecimiento natural fruto del paso del tiempo.
  2. Canicie prematura: aquella que aparece antes de los 20 años en personas caucásicas y antes de los 30 en personas negras. Se deben a diversos factores y rara vez se produce en la infancia.
  3. Poliosis: se trata normalmente de mechones localizados, principalmente en cejas o en pestañas y aunque algunos especialistas la consideran del tipo prematura, esta canicie se asocia a factores hereditarios.
  4. Canicie anular: se presenta repartida de manera discontinua por todo el cuero cabelludo, aunque también puede presentarse en grupos o mechones.

 

Como ya hemos visto, existen diferentes tipos de canicie y todas ellas se producen por la pérdida de melanina, aunque existen diferentes factores que pueden favorecer la disminución de la melanina y por tanto la aparición de las canas.

 

Pero, ¿por qué aparecen las canas antes de la edad esperada? Las canas pueden tener distintos orígenes y, por ello, alertar de algunos problemas:

  1. Carencias alimenticias: la aparición temprana de canas puede deberse a la carencia del consumo de complejo B, vitamina D3, ácido fólico y minerales como hierro y zinc. Lo que se recomienda es mejorar la dieta y con ello, la ingesta de esos nutrientes para que el organismo esté mucho más equilibrado.
  2. Genética: sobre todo en la de tipo poliasis (áreas localizadas con cabellos blancos); para muchas personas las canas se deben a herencia genética y no a una enfermedad o mal hábito.
  3. Hábito de fumar: mismo que no sólo hace que aparezcan canas, también puede hacer que quien fuma con el tiempo se quede calvo. Lo anterior debido a que los químicos que contiene el cigarrillo, de a poco van envenenando el cuerpo. Fumar tabaco perjudica la circulación sanguínea y provoca problemas coronarios. Existe un estudioque indica una posible relación entre los problemas del corazón con las canas y la calvicie. Según este estudio, los participantes que sufrían alguna enfermedad coronaria, tenían más canas y más blancas, además de una calcificación arterial superior a los que no la tenían.
  4. Uso de tecnología para el cabello o agentes químicos: tanto el uso excesivo de productos para tinturar el cabello como el mismo hábito de emplear secadores y planchas hacen el cabello más débil desde la raíz y por ello la persona podría comenzar a ver canas antes de tiempo, todo por el abuso de esos elementos.
  5. Enfermedades: vitíligo (patología cutánea de despigmentación de la piel, los ojos, las mucosas…), déficit de vitaminas (como carencia de vitamina B12, importante para la producción de glóbulos rojos, un trastorno llamado anemia perniciosa) u otros antioxidantes, como hierro, cobre o zinc; hipotiroidismo (disminución de la función de la glándula tiroides) o la extraña patología de síndrome de Werner, caracterizada por envejecimiento acelerado. Los males cardíacos, anemia, estreñimiento crónico también pueden llegar a ser causantes de la aparición temprana de canas en la persona afectada. Lo que se recomienda es mantener un control médico de salud por lo menos una vez al año para descartar cualquier situación de riesgo.
  6. Mala higienedel cabello o el uso de agua muy caliente.
  7. Estrés patológico serio: el progresivo encanecimiento del cabello sí está asociado con la edad. Sin embargo, los casos excepcionales, los casos en los que en un corto período de tiempo se decolora todo nuestro pelo, como los que presentamos en la introducción, están influidos por algo más. Este algo más es la situación excepcional, el estrés, que partiendo de nuestra mente influye en todo nuestro cuerpo. Empezando por el corazón, ya que altera sus constantes.

 

Si tienes canas prematuras la invitación es que averigües si se deben a herencia familiar, enfermedad o a cualquier otro actor de los antes citados, pues la mayoría de las veces es mejor prevenir, que lamentar.

 

Cómo prevenirlas y tratarlas

  1. En investigaciones se ha descubierto el efecto del peróxido de hidrógeno en el cambio del color del pelo, y que enzimas antioxidantes como la catalasa descomponen el peróxido de hidrógeno en agua y oxígeno. Por ello, se ha considerado que para prevenir o revertir el blanqueamiento del cabello es posible que ayude:
  • La ingesta de alimentos ricos en catalasa, como por ejemplo el aguacate, el puerro, la cebolla, la zanahoria, las espinacas, la patata, el melocotón, la piña, el rábano o el hígado de buey.
  • La aplicación de champús y productos para el cabello que contienen una enzima antioxidante presente en el bulbo del cabello– dopacromo tautomerasa- que pueden ayudar a reforzar los melanocitos. Ya que la pérdida constante de células madre precursoras de los melanocitos -que, como ya hemos dicho, están implicados en dar color al cabello- conlleva una caída en la producción de melanina.
  • Usar un compuesto tópico que se activa con los rayos ultravioleta, se llama PC-KUS (pesudocatalasa modificada), este mismo producto también es recomendado en casos de cambios de pigmentación de la piel.
  1. Teniendo en cuenta los factores que promueven la aparición de canas, para ralentizar su presencia en nuestro cabello recomiendo que:
  • Lleves una buena alimentación: toda dieta sana pasa por evitar los azúcares, las frituras, las grasas y los componentes artificiales y elevar el consumo de frutas y verduras. En este caso, resulta especialmente importante la ingesta de alimentos ricos en vitaminas y nutrientes.
  • Cuides tu cabello: usar tintes naturales o productos de coloración poco agresivos para disimular las canas y recibir masajes en el cuero cabelludo.
  • No fumes
  • Evites el Estrés: el estrés también influye en nuestras canas si la situación estresante es de un nivel tan grande que es evaluada como peligrosa para nuestra vida, no dejando clara su relación con el estrés si los estresores son más parecidos a los que nos encontramos en nuestra vida cotidiana: menos agudos y más crónicos. Tomarse la vida con filosofía, ser feliz con lo que tenemos y disfrutar al máximo dentro de nuestras posibilidades, siempre es bueno para nuestra salud física, nuestra salud mental y, por supuesto, la de nuestras canas.

 

 

¿HAY ALGO MÁS DETRÁS DEL PELO GRIS? cuando el pelo pierde su color con el paso de los años no sólo nos avisa de que estamos envejeciendo, sino que también alerta de otros posibles problemas asociados a la edad. Un estudio realizado por la Universidad de El Cairo, en Egipto, concluyó que el cabello gris está vinculado con mayor riesgo de enfermedad cardíaca en los hombres. La autora principal, Irini Samuel, explicó durante la presentación del trabajo en EuroPrevent 2017, la reunión anual de la Sociedad Europea de Cardiología, que se celebró el pasado abril en Málaga, que el envejecimiento es un factor de riesgo coronario inevitable y que se asocia con signos dermatológicos que podrían indicar un mayor riesgo.

 

Estos expertos encontraron que una puntuación elevada en el blanqueamiento del pelo se relaciona con un mayor riesgo de patología coronaria independientemente de la edad cronológica y los factores de riesgo cardiovascular establecidos. Entre los participantes en este análisis, los que sufrían enfermedad de la arteria coronaria tenían una puntuación más alta estadísticamente significativa en lo que respecta a la canicie.

 

MITOS Y VERDADES SOBRE LAS CANAS:

 

  1. El proceso de las canas es debido al paso de los años: Verdad (a medias). Es cierto que las canas, en la mayoría de los casos van apareciendo a una cierta edad, ya que tiene que ver con el proceso de envejecimiento de la piel. Las canas son la consecuencia de la falta de melanina, el pigmento que le da color al cabello. Cada persona tiene su propio ritmo y capacidad de producirla, por ello es que se ve a algunos que a los 25 años ya “pintan canas” y otros que pasaron los 50 y siguen manteniendo su color natural.
  2. Al arrancarse una cana nos aparecen siete: Dentro de los mitos y verdades sobre las canas, quizás este sea el más conocido. A pesar de ello, no hay todavía fundamentos científicos que avalen esta teoría o rumor. No podemos evaluar qué es lo que ocurriría si no nos arrancamos esa primera cana, algo que la mayoría hace. Es imposible analizar si esto es o no la razón por la que nos salen nuevas canas o bien si se trata, simplemente, de la acción de la madre naturaleza.
  3. El pelo canoso crece más rápido: Verdad al 50%. Existen investigaciones que indican que la longitud del cabello canoso crece a mayor velocidad que cuando mantiene su pigmento. Sin embargo otros estudios informan de que el crecimiento es igual o menor a otras etapas de la vida.
  4. Las canas son más fuertes que el pelo de color: Verdad a medias. Es otro de los mitos y verdades sobre las canas que ha persistido con el paso de los años. Sin embargo se desconoce si es cierto o no que el diámetro de un pelo canoso es mayor o menor que el que tiene color. Sin embargo es verdad que la refracción de la luz puede hacerlo parecer más grueso. Según la persona, las canas pueden nacer con más vigor o tener una estructura más “robusta”.
  5. Las canas son grises: La mezcla del color oscuro del pelo con el canoso nos da un efecto visual que nos hace verlo como si fuera gris. Pero en realidad, el color de las canas es amarillo, no blanco o gris. Esto se debe a que sólo queda la tonalidad que se deriva sin la queratina o melanina correspondiente. Según el tipo de médula del cabello, puede ser más amarillento o más blancuzco.
  6. La falta de vitamina B acelera el proceso de las canas: Si eres joven todavía (menos de 35 años) y ya tienes muchas canas, esto podría llegar a deberse a una carencia de vitamina B, sobre todo del complejo B5 y el ácido pantoténico. Puedes recurrir a un complejo vitamínico así como empezar a consumir alimentos que lo contengan.
  7. El cigarrillo ayuda a que salgan canas: Verdad a medias. Ocurre lo mismo que en la teoría del estrés. Fumar es malo y no ayuda en nada, sólo trae problemas. Existen algunas investigaciones que indican que las personas que tienen el hábito de fumar tienen más posibilidades de que aparezcan las canas a edad temprana, aunque también esté relacionado a los factores genéticos.
  8. El cabello canoso sólo puede ser teñido con coloración permanente: Falso. Hay muchos tratamientos para cubrir las canas. Pero no debes dejarte llevar por ese mito que indica que la tintura permanente es la única técnica que funciona. Existen coloraciones naturales, remedios herbales o tintura de henna que son menos nocivos para tu pelo.
  9. Pueden aparecer canas por un trauma: Ocurre lo mismo que con el estrés, es prácticamente imposible que una persona por un disgusto pueda aparecer a la mañana siguiente con el pelo totalmente gris. Existe una relación entre un episodio traumático y las canas, pero a largo plazo.
  10. Tomar mucho sol hace que salgan canas: La luz solar puede aclarar un poco el pelo castaño o pelirrojo, pero no existe una evidencia científica que indique que una mayor exposición a los rayos UVA puedan hacer que salgan canas o blanquear el cabello.
  11. La culpa de las canas es de los genes: Absolutamente verdadero. Por suerte o por desgracia, de los mitos y verdades sobre las canas este es el más acertado. La genética es la que determina la edad promedio en que una persona comenzará a tener canas. Haz la prueba analizando a tus familiares y te darás cuenta por tus propios medios. Lo que está escrito en tu ADN nadie lo puede borrar.
  12. El estrés fomenta la aparición de las canas: (falso por comprobar). Éste influye en nuestras canas si la situación estresante es de un nivel tan grande que es evaluada como peligrosa para nuestra vida, no dejando clara su relación con el estrés si los estresores son más parecidos a los que nos encontramos en nuestra vida cotidiana: menos agudos y más crónicos. Los diferentes estudios llevados a cabo para intentar demostrarlo no han dado resultados concluyentes. Esto es así porque someter a otras personas a este grado de estrés, en el que se juegan la vida no es ético, siendo sustituido este proceso por estresores que producen una reacción bastante menos aguda que una sentencia de muerte o el peligro de un accidente aéreo. No obstante, los estudios se han centrado en estresores más crónicos, que a la vez son más habituales para nosotros, y respecto a ellos no se han encontrado resultados concluyentes.

 

**EL SÍNDROME DE MARÍA ANTONIETA (reina consorte de Francia, María Antonieta de Austria, se despertó el día de su ejecución en la guillotina con el cabello completamente blanco) Existe un tipo de alopecia areata que es conocido precisamente con el nombre de “el síndrome de María Antonieta”, ya que lo que le sucedió a la consorte no se considera un encanecimiento repentino del cabello, sino una abundante pérdida del mismo, lo que dio al cambio de color. La sensación de la pérdida de color que se produce en este caso está causada porque los pelos más oscuros son los que se caen primero, por lo que si antes ya había alguna cana, estas se hacen más visibles. Eso sí, este tipo de alopecia no se produce en un solo día, sino que tarda varias semanas en desarrollarse. El estrés si se considera un desencadenante de este proceso, pero para que se produzca tiene que combinarse con una predisposición genética. Aun así, la prevalencia de este síndrome se sitúa sólo entorno al 0,2% de la población, por lo que es difícil conocer casos fuera de las consultas dermatológicas.

 

DUERME BIEN Y DESCANSA ADECUADAMENTE: pues dormir bien y descansar adecuadamente es uno de los factores que pueden afectar a la salud de nuestro cabello y que podemos controlar. Así que hagámoslo. Parece demostrado que en las personas que no duermen lo suficiente aumentan las posibilidades de perder más cabello del que deberían. Pero, ¿por qué? Es sabido que las alteraciones del sueño afectan a nuestro organismo. El déficit de sueño es un factor estresante y el estrés está directamente relacionado con la caída del cabello. Por lo tanto, en épocas de estrés el cabello cae. No sólo la falta de sueño afecta al cabello sino que también se ha visto que  hay una estrecha relación entre falta de sueño y el sistema inmunitario, y en  la secreción de hormonas o en la resistencia física y mental. Recuerda que el cabello más oscuro es el que cae primero, por lo que si antes ya había alguna cana, estas se hacen más visibles.

 

¿ADIÓS A LAS CANAS?

Una cura para las canas está al alcance, este hallazgo, hecho involuntariamente mientras se investigaba otra enfermedad, promete un tratamiento efectivo que llegue a la raíz del problema.

El profesor Karin Schallreuter y su equipo de la Universidad Bradford buscaban combatir el vitíligo cuando encontraron que las personas canosas guardan peróxido de hidrógeno en los folículos del cabello, lo que ocasiona que se decolore de adentro hacia afuera. Un “cóctel” de antioxidantes podría revertir el efecto.

Durante el estudio, el equipo administró a 2 mil 441 pacientes que sufrían de vitíligo un fármaco conocido como pseudocatalasa, el cual se activa mediante la luz solar. Observaron que tanto la piel como las pestañas recobraron pigmento.  El mismo tratamiento podría ser desarrollado para permitir que el cabello recobre su color original, o evitar que lo pierda en un primer lugar.

Si bien se trata de un descubrimiento emocionante, se planea invertir primero esfuerzo y atención en desarrollar un tratamiento efectivo para el vitíligo, una condición que afecta a cerca de 50 millones de personas alrededor del mundo. Se trata de una enfermedad degenerativa de la piel que provoca su decoloración. Aunque se trata de un asunto meramente cosmético, suele tener serias consecuencias socio-afectivas para quienes lo padecen. Por ello, con suerte, tanto el vitíligo como las canas serán eliminados en un futuro cercano.

 

Por último, te recuerdo que puedes seguirme como Dra. Descanso ® a cualquiera de mis redes sociales o ingresando a mi blog  http://doctoradescanso.com/

Psic. Alicia D de P

Dra. Descanso ®

Que sueñes con los angelitos ®

 

Fuente:

http://muysaludable.sanitas.es/salud/envejecimiento/las-canas-te-esta-diciendo-algo-tu-pelo/

https://www.muyinteresante.com.mx/preguntas-y-respuestas/explicacion-aparicion-canas/

https://www.muyinteresante.com.mx/salud/593505/desarrollan-cura-canas/

https://mejorconsalud.com/mitos-y-verdades-sobre-las-canas/

https://lamenteesmaravillosa.com/las-canas-y-el-estres-estan-relacionados/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *