El cambio de horario y cómo reducir sus efectos en el sueño

Cambio de horario.

El cambio de horario puede experimentarse en dos circunstancias: una, cuando viajando se llega a una ciudad cuya hora es diferente a la de la ciudad de donde se partió, y que el viajero lleva en su reloj. La otra circunstancia es cuando por disposición gubernamental se adelanta o atrasa la hora oficial.

El cambio de hora por disposición gubernamental, tanto en otoño como en primavera, es una medida impulsada hace años en base a la idea del aprovechamiento diurno de la luz natural y el ahorro energético. Si adelantamos los relojes conseguimos que no amanezca tan temprano y alargamos las horas de sol por las tardes. Y por lo mismo, como cada año, a las 3.00 de la madrugada del sábado al domingo se deberán poner las 2.00, es decir, que dormiremos una hora más.

Aunque sea una hora de variación, puede producir efectos en algunas personas como alteraciones en el sueño, mayor cansancio, desorientación, apatía, irritabilidad o ansiedad. Además, algunas personas, por su profesión, sus características, edad, ritmo de vida o presencia de enfermedades, pueden ser más vulnerables, como es el caso de los niños y las personas mayores.

Por lo mismo, y a pesar de que estos desbarajustes en el organismo no suelen durar más de 3 ó 4 días, a continuación se enlistan unas sencillas prácticas que nos ayudarán a que nuestro organismo apenas lo note:

  • Durante los días previos es recomendable acostarse un poco antes para ir adaptándose al nuevo horario
  • El Desayuno debe ser completo y abundante
  • Practicar ejercicio físico moderado porque mejora los ritmos del cerebro y ayuda en algunas patologías como los trastornos del sueño
  • Evitar las cenas pesadas o copiosas, los alimentos ligeros favorecen el descanso óptimo
  • Evitar el consumo de bebidas que tengan efectos sobre el sueño
  • Evitar dormir siesta durante unos días
  • Cambiar el horario de nuestros hábitos gradualmente antes de modificar la hora en el tiempo estipulado

Psic. Alicia Domínguez de Pedro.

Dra. Descanso.

 

Fuentes:

http://www.ejournal.unam.mx/rfm/no44-5/RFM44507.pdf

http://www.dmedicina.com/enfermedades/neurologicas/trastornos-ritmo-circadiano/2015/10/22/consejos-adaptarse-cambio-hora-89195.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *